Páginas vistas en total

lunes, 22 de septiembre de 2008

LIMPIEZA DEL NARCEA


El pasado sábado día 20, los voluntarios de la Asociación de Pescadores El Banzao, comenzaron su campaña anual de limpiezas en diferentes cursos fluviales de la geografía asturiana, con una actuación en el río Narcea, más concretamente, en el área de los embalses de Calabazos y Pilotuerto. Esta campaña, se enmarca en el proyecto Escuadras Fluviales II, dentro del Programa Nacional de Voluntariado en Ríos del Ministerio de Medioambiente, Rural y Marino.

La veintena de participantes que se dieron cita en esta primera jornada, se concentraron en el establecimiento hostelero Casa Enrique de Pilotuerto, punto de encuentro, desde el cual, los diferentes grupos se repartieron las áreas de actuación. La desembocadura del Arroyo Farandón, La Isla, Bevares y Soto de la Barca, fueron las zonas en las que se acometió la recogida en esta primera parte de la jornada. A pesar de las dificultades que presentaba el embalse de Calabazos, al cien por cien de su capacidad, se dio cuenta de más de una tonelada de basuras de sus orillas recogiendo gran cantidad de envases de plástico que flotaban en sus márgenes.

Una vez terminada esta primera fase de los trabajos, los participantes, regresaron a Pilotuerto donde repusieron fuerzas con una comida más que merecida y se recuperaron del cansancio de una jornada marcada por unas altas temperaturas y gran grado de humedad.

En la jornada vespertina, los voluntarios acometieron la limpieza del tramo comprendido entre ambos embalses en las que se retiraron más de dos toneladas de bauras de distinta naturaleza: plásticos, electrodomésticos, enseres, neumáticos, envases, hierros… que estaban depositados en esta zona. Destacar, la gran cantidad de basuras recogidas en la zona de Pilotuerto, ya que se eliminó un vertedero ilegal situado en la misma orilla del río. Dicho vertedero, fue la labor más complicada de la jornada, ya que los restos recogidos tuvieron que ser izados por cuerdas para poder retirarlos por los voluntarios.

Una vez finalizada la limpieza, los voluntarios recibieron un regalo conmemorativo de la actuación y disfrutaron de una espicha que puso el colofón a esta primera actuación de Escuadras Fluviales

Así, la jornada se cerró con unas cuatro toneladas de basuras retiradas del cauce del Narcea. Para la Organización, más importante que las cantidades retiradas, es concienciar a la población en general, de la necesidad de ser respetuoso con el ecosistema fluvial, ya que en un mundo, que actualmente, cuenta con unos servicios de recogida de basura que llegan practicamente al cien por cien de la población, es una aberración, encontrarse con personas que aún tienen el río como una cloaca a la que arrojar todo lo que les sobra. Por eso, el objetivo de Escuadras Fluviales, es intentar que la imagen de los voluntarios limpiando las orillas de los ríos sea un modo de sensibilizar a la población del cuidado de nuestros ríos.

El próximo sábado, día 27, las Escuadras Fluviales, se desplazaran a Belmonte de Miranda para acometer una nueva jornada de limpieza en el río Pigüeña.

No hay comentarios: