Páginas vistas en total

lunes, 28 de septiembre de 2015

LIMPIEZA DEL RÍO LA OLLA (LA MORTERA DEL PALOMAR. RIBERA DE ARRIBA)

Todo tipo de residuos en el cauce seco del río
 El pasado sábado día 26 de Septiembre, los voluntarios de la Asociación de Pescadores El Banzao, se desplazaron a la localidad de la Mortera del Palomar, en el municipio de Ribera de Arriba, para  acometer la limpieza del Río La Olla, un pequeño arroyo  también conocido con el nombre de Río Campo, que desde hace unos cuarenta años, se queda sin agua en gran parte del año debido a la nula sensibilidad ambiental de nuestros gestores autonómicos y nacionales.

Solamente en los meses de abundancia de agua, el arroyo recibe agua, ya que la derivación realizada en la vecina localidad de Campo, en el municipio de Morcín, se lleva la totalidad del cauce en el verano, dejando completamente seco este arroyo. Ni caudal ecológico ni nada que se le parezca, un nuevo ejemplo del desprecio que las diferentes Administraciones tienen de nuestros ríos. 

Los participantes en plena labor de limpieza
 Estos días podemos ver en las noticias que la UE otorga un suspenso a España en materia de gestión de sus recursos hídricos, nada de extrañar viendo ejemplos como este. Un arroyo en el que hace cuarenta años, se pescaban truchas y cangrejos autóctonos y que evidentemente, han desaparecido por completo merced al “buen juicio” de nuestros gestores en materia de aguas.


El tractor, elemento fundamental para el transporte
 A las nueve de la mañana, una decena de voluntarios, partían de Tineo en dirección a La Mortera, donde a las 10 de la mañana estaban concentrados los participantes para comenzar los trabajos, uniéndose a un grupo de vecinos de la localidad que también se quisieron sumar a la recuperación de su entorno.

El cauce seco albergaba gran cantidad de residuos de todo tipo: neumáticos, enseres, chatarras, residuos domésticos, envases, botellas… que poco a poco los voluntarios fueron retirando y embolsando para su posterior acopio. Al final unos 14 participantes en la acción que a lo largo de toda la mañana dieron buena cuenta de las basuras acumuladas en este cauce. 

Un cauce totalmente seco. España siglo XXI
 A las 12 de la mañana, se realizó una nueva concentración de los participantes para tomar un pequeño refrigerio que permitiese recobrar las fuerzas para la segunda parte de la limpieza. Una jornada que en lo meteorológico nos deparó un día nublado pero  con buena temperatura que permitió llevar de una manera adecuada los trabajos de recuperación.

En la segunda parte de la jornada, uno de los grupos de voluntarios se dirigieron a un viejo pozo de molino donde se habían arrojado ingentes cantidades de basura. Un pozo al que había que descender con cuerdas e izar los restos con ayuda del tractor: congeladores, móquetas, materiales de construcción, pancartas… se habían arrojado a ese pozo. Muchos indicios, señalaban que esos materiales procedían de un antiguo local de ocio, muy conocido en los años noventa en la Calle Cervantes de Oviedo. 

Antaño, truchas y cangrejos poblaban sus aguas, hoy son las basuras la única especie exitente
 Aproximadamente, se retiraron una tonelada y media de diversos residuos en este pequeño arroyo en los aproximadamente dos kilómetros acometidos en esta jornada de voluntariado ambiental. Después de la típica foto de familia de los participantes con el fruto de su trabajo, la jornada concluyó con una comida para los participantes en un conocido restaurante de la localidad de Pedroveya en el vecino concejo de Quirós.

Parte de los voluntarios en uno de los puntos de acopio de basura
 En esta comida, los vecinos aprovecharon para solicitarnos que como colectivo de pescadores, denunciemos ante las pertinentes administraciones la situación de su río. Un compromiso que nuestro Presidente se encargó de asumir en nombre del colectivo, asegurando que presentaremos un escrito ante la administración regional recabando información de la situación y si esta cumple con la legalidad vigente en materia de legislación de aguas.

Foto de familia de los participantes con el resultado final de la jornada
 Una vez finalizada la comida, los voluntarios de Tineo, retomaron el camino de regreso poniendo así fin a una jornada de trabajo y compromiso ambiental, una de las seña de identidad de nuestra sociedad.

Una comida para poner punto final a la jornada
No paramos en este aspecto. Así en el marco de la IX Semana de la Pesca y del Medioambiente, tenemos programadas otras dos actuaciones de recuperación ambiental. El Martes 6 de Octubre, realizaremos nuevamente un rastrillado de frezaderos en el entorno del Lleiroso y el Viernes 9 de Octubre, efectuaremos una limpieza en el Río Narcea con la que concluiremos por esta temporada, nuestras acciones de mejora ambiental en los ríos asturianos. Os mantendremos informados de las mismas.

No hay comentarios: